29 de diciembre de 2008

Feliz 2009. Gracias Totales

Este blog aún tiene poco tiempo. De todas formas, les agradezco a los distintos lectores provenientes de muchos países y también de mi querido Perú que lo revisan continuamente. Les deseo que pasen una bonita fiesta de año Nuevo. Y pues, esperemos que a cada uno de nostros nos vaya mejor que el 2008. Que la crisis económica, no sea tan fuerte en latinoamérica.

En lo que a mí respecta tengo muchos planes académicos que hacer realidad y se que todo dependerá del esfuerzo que le dé. En ese sentido este blog permanecerá con el fin de reestablecer la importancia de la comunicación como fundamento teórico y empírico. Muchas gracias y Feliz Año nuevo.

Les dejo un texto que escribí hace mucho tiempo cuando tenía un blog personal "Letras Compulsivas", pero que por motivos de madurez ya no continúo haciendo. Este es uno de los textos más bonitos que escribí. No tanto por la prosa sino por el tema. Me puso muy feliz escribirla y hoy que la releo tal vez a muchos les cause la impresión que con tanta maldad en el mundo siempre habrá momentos de bondad. Disculpen por los errores ortográficos. Es parte de la evolución de ser estudiante.

-------------------------
domingo, mayo 27, 2007

Aún somos seres humanos

La semana pasada se caracterizó por noticias que fueron totalmente desalentadoras para los peruanos. Primero lo del mercado “Santa Anita”, luego el caso de los congresistas corruptos, y finalmente –en instantes-el cierre de un canal venezolano, transgrediendo a la libertad de opinión.
Es domingo. Este día es sagrado para todos los católicos, así que es necesario que la noticia termine, aunque sea, con un rostro menos amargo. Aunque, siendo sinceros, para mí, la noticia que hoy les daré a conocer me llena de total alegría, al punto de querer lagrimar de felicidad. Y esto no lo digo así nada más. Empecemos.
No hace mucho tiempo, tuve el agrado de leer un artículo publicado en uno de los blog que más me entretiene leer: “El deseo perverso”. Sin dilatarme demasiado, tengo que informarles que “El deseo perverso” es el primer blog que leí, por dos sencillas razones, el primero porque le pertenece a un ex profesor de la universidad, y en segundo lugar, porque cada post que en él se cuelga, produce en mí, el placer de escribir dejándome llevar por el nirvana de mis letras compulsivas, pero con responsabilidad por cada oración que uno quiere plasmar.
Pues bien, el 16 de abril del 2007, “El deseo perverso” presentó un artículo titulado “Cadena de famosos y favores”. En este post el autor hace una crónica de lo que vio en un programa de la TV española. Nos cuenta que un programa llamado “Caiga quien caiga” recorre anualmente un país muy pobre para realizar una ayuda social. Este año le tocó a un pueblito del Cusco. Este pueblo tenía un colegio que realmente el cien por ciento de este, estaba en total decadencia. Sin embargo, como es natural y realista en nuestro país, muchos niños intentaban estudiar para que algún día sean algo en la vida, eso si así Dios lo quisiera,






El programa hizo todas las coordinaciones del caso y entonces empezó con la ayuda. Lo primero que hicieron fue pedirle un objeto a cualquier persona del poblado, para que de este modo se lleve a cabo en España una especie de trueque por otro objeto de mayor valor monetario, hasta recaudar muchos miles de Euros y luego entregárselos a esta comunidad para salvar a su escuela.

El primer objeto fue un chullo celeste de uno de los niños del poblado. Así empezó esta travesía que pasó por grandes personajes españoles. No les cuento mucho para que lean la nota en “El deseo perverso”.

Cuando leí esta noticia, mi corazón no pudo disimular una gran alegría, ya que sentí, que pese a que mayormente somos “el lobo del hombre”, existen momentos en que a uno le dan ganas por decir basta, y pensar que después de todo, todavía existen personas con un poco de corazón. Que buena noticia había leído.

Hoy, a más de un mes de haber leído tal nota, un programa dominical de TV peruana por fin emitió un reportaje hablando sobre este tema. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y de verdad que en esta ocasío sí que lo fue. Ver la carita de esos niños, la delicadeza de sus rostros marchitados por los sofocantes rayos solares de la sierra, y por ese intenso y secante frío; parte el alma a cualquier persona que aún tiene un poco de sentimientos.

Más aún, uno siente alegría al verlos reír, asustarse –por ver a través de un ecran la imagen de una pecera- y bailar por la inmensa alegría que sentían luego de ver que, ahora sí, podrán estudiar con los recursos básicos que les permita desarrollarse en el conocimiento. Eso me dio ganas, tal vez no de llorar, pero sí estuve a punto de lagrimar.

Por demás está felicitar y agradecer con total aprecio la generosidad de las personas que participaron en todo este milagro de “mes santo”. Aunque para mí, lo más increíble fue el objeto con el cual el tenista Rafael Nadal, hizo su respectivo trueque. Nada más y nada menos que el trofeo del “Roland Garros“que ganó en el 2006. Algunos dirán, ¡Bah…, este chico tiene más dinero que un trofeo! Imposible, creo que para cualquier deportista hay cosas que van mucho más allá que el dinero. Un trofeo ganado es sinónimo de mucho esfuerzo y de sudor. Y vemos que para "Rafa" Nadal cada partido que disputa es una final que debe hacer hasta lo imposible por ganarlo. Es un grande.

No tengo muchas palabras. No me gusta comunicar mucho mis alegrías, porque es casi humanamente imposible que la gozen como yo. Sin embargo, son pocas las veces que me siento feliz por la alegría ajena. Y me siento aún doblemente feliz por ver los rostros felices de los niños. No se si esto será imitado por empresas peruanas, que si bien, son muchas las que ayudan socialemnte, pero que a la postra son suficientes.

Vivir el día a día en esta realidad pestilente, no hace a uno más que acostumbrarse y a veces acomodarse al estilo de vida que la “idiota sociedad” intenta someternos. No señores. Si bien la vida continúa, no debemos olvidar que hay cosas que van más allá que nuestros problemas. La vida no es sólo vivir para pagar deudas. Hay otro tipo de deudas y estas son con los que menos tienen. Entiendo que cualquiera tiene cólera cuando tiene problemas sentimentales, desaprueba un curso, pierde el empleo, su matrimonio se destroza, o sus ahorros están por extinguirse. Pero yo les aseguro que si ustedes vieran aquellas sonrisas que brotaban de losrostros tiernos de los infantes, estos problemas terminarán. Aunque sea por unos momentos, pero terminarán. Piénsalo uno y dos veces. Siempre es bueno y gratificante saber que aún quedan “seres humanos” en esta vida.

No hay comentarios: