22 de septiembre de 2011

El sentido de la democracia en la universidad. Hacia una universidad digital

"La educación superior, al igual que los medios, está en el negocio de transmitir información"(Harvard Business Review LA Agosto 2011). Esta es una frase muy interesante del periodista Justin Fox que nos permite discutir sobre las nuevas formas de pensar la educación y la universidad. Y es que mientras las nuevas formas de producción y consumo de información remueven las estructuras de la sociedad post industrial, es válido preguntarnos cuáles son los cambios que está afectando a la universidad del siglo XXI.

De ahí que es preciso citar a Martin Trow, referente básico para comprender la sociología del sistema universitario. Trow en sus obras (1975 y 2005) señala que el crecimiento y la expansión de universidades se da a través de 3 procesos sociales: Un primer proceso que se determina en función de la naturalidad de la universidad "de Élite" a una universidad "de masas". Este proceso se determina sobre movimientos politicos importantes que se da en Estados Unidos y el Estado de Bienestar Europeo. El fin de la segunda Guerra Mundial originó un movimiento acelerado de acceso universitario sobre clases sociales impedidas tiempo atrás. Este cambio lo originó, entre otras cosas, la necesidad de una industria que urgía de ciudadanos con mano de obra técnica y profesional. Paralelamente, la universidad "de Élite" continuaba formando jóvenes intelectuales que iban a dirigir al país.

El segundo proceso se da cuando la universidad "de masas" se convierte en una universidad "universal", esto quiere decir con acceso igualitario para cualquier ciudadano sin condición social. Según Trow, este proceso de reforma universitaria se da en un momento en que Europa y Estados Unidos empiezan a tomar como referente político el establecimiento de un gobierno democrático. La democracia implica el establecimiento de condiciones igualitarias en el acceso universitario. Sin embargo, la condiciones no tomaron en cuenta las variables de calidad académica, económica e institucional. Y más aún, originó el rompimiento, en muchos casos, del sistema educativo en general. Esto provocó el origen de las universidades de mercado, las universidades empresa, la gerenciación de los sistemas académicos, y el acceso sin condiciones de mercado laboral y el clientelimso universitario.



Pero también existe un tercer proceso que Trow no lo desarrolla. Se trata del papel de las TIC que en los útlimos decenios ha removido la estructura fundacional de las universidades, hasta el punto en que ya se viene hablando de la desintermediación de la educación universitaria. Para no redundar diremos que con el advenimiento de la economía digital, las estructuras de la economía post industrial se debilitan a tal punto que la economía de la escasez se convierte en una economía de la abundancia informacional. En este proceso los intermediadores pierden posiciones ya que su preponderancia se trunca por el costo marginal casi 0 y los rendimientos crecientes que los nuevos medios, como Internet, están provocando. Este fenómeno sólo puede ser comprendido a través del proceso de la colaboración entre usuarios: la Wikinomics.

De la desintermediación viene la "ciberintermediación" que se traduce en las miles de experiencia de universidad digital que ponen en riesgo el monopolio de la información académica, que hasta no hace mucho estaba a merced de las instituciones de cuatro paredes como la escuela y la universidad: el Khan Academy o el open wave course del MIT son casos emblemáticos. Pero también tenemos casos no institucionalizados como es el material hecho por alumnos, docentes o profesionales que lo comparten abiertamente por la web. Por ejemplo: youtube educativo, livestream, slideshare, Wikipedia.

De ahí que este proceso no se aleja de los problemas antes mencionado: falta de calidad educativa, brecha con el mercado laboral; e incluso podemos identificar uno más reciente: la enorme brecha económica y social por el acceso a Internet. Pero también podemos encontrar elementos importantes que favorecen a la calidad del sistema: como el de poner en tela de juicio el accountability de la universidad que, por autonomía, lo había enclaustrado sobre su simbolismo medieval. Así como también, la de poner en tela de juicio el modelo pedagógico de la enseñanza institucionalizada por otra de carácter invisible y significativo.

De ahí que es válido preguntarse ¿hacia dónde se dirige el sistema universitario peruano? La respuesta, sin duda, da para un próximo post.

1 comentario:

laba.biz dijo...

También hay referencias en este libro para el sistema de la educación artística?